BLOG

¿Qué son los sistemas distribuidos como infraestructura?

Los sistemas distribuidos como infraestructura suponen una tendencia cada vez más habitual en el mundo IT.

Los sistemas distribuídos son, en esencia, un conjunto de sistemas informáticos que emplean recursos de varios nodos en simultáneo.

Los nodos suelen ser equipos físicos, que se agrupan en clusters sincronizados a través de una red común, tanto inter como intra clusters. Aunque también existe la posibilidad de que los nodos sean procesos de software u otros sistemas encapsulados.

El objetivo de los sistemas distribuidos como infraestructura es alcanzar objetivos en común de manera mucho más rápida, potente, efectiva y segura, eliminando los cuellos de botella y los errores del sistema.

Es por eso que cada vez más compañías están optando por los sistemas distribuídos para conformar sus infraestructuras empresariales.

¿Qué características tienen los sistemas distribuídos como infraestructura?

Como ya habrá quedado claro, los sistemas distribuidos como infraestructura están enfocados íntegramente en mejorar la eficiencia de las empresas.

Parte de su éxito a la hora de lograrlo es debido a una serie de características que los vuelven, sin lugar a dudas, una de las mejores alternativas disponibles:

  • La capacidad de compartir recursos: los sistemas distribuidos como infraestructura permiten compartir todo tipo de recursos entre sus nodos y clusters, ya sea hardware o software, así como también datos de todo tipo. Esto se ve traducido en unos estándares de disponibilidad más elevados, algo que en el mundo moderno siempre es de agradecer tanto dentro como fuera de las empresas.
  • Procesamiento simultáneo: al contar con un gran número de nodos y clusters, los sistemas distribuídos como infraestructura pueden ejecutar múltiples tareas a la vez, redistribuyendo los recursos disponibles entre ellas para garantizar la máxima eficiencia en todas. Esto resulta en mayores velocidades de procesamiento y, por ende, mejores tiempos de respuesta.
  • Escalabilidad: el concepto de escalabilidad hace referencia a cuando las capacidades de una infraestructura IT (ya sea su almacenamiento o su potencia) pueden expandirse sin generar inconvenientes. Los sistemas distribuidos son la mejor forma de garantizar esto, puesto que su ampliación consiste en simplemente añadir más nodos; no demanda modificaciones, reparaciones ni pausas.
  • Fácil detección de errores: Si bien los nodos y clusters funcionan como un todo, eso no hace que dejen de ser componentes independientes. Por lo tanto, si una falla llegara  a producirse, sería sumamente sencillo detectar cuál de ellos es el origen y neutralizar en tiempo y forma. En esencia, los sistemas distribuidos como infraestructura son garantía de seguridad.

¿Te gustaría implementar los sistemas distribuidos en la infraestructura de tu empresa?

Entonces te invitamos a ponerte en contacto con nosotros.

En Preteco contamos con largos años de experiencia y decenas de clientes satisfechos que avalan nuestro servicio, que se destaca por ser altamente personalizado.

La idea es que, sea cual sea la solución que implementes en tu empresa, ésta se adapte a tus necesidades, y no al revés.

Contamos con un vasto equipo de profesionales especializados en el diseño, la gestión y la implementación de sistemas distribuidos como infraestructura. De esa forma, vas a tener la certeza de que la arquitectura de tu empresa y todos sus datos se encuentran protegidos y funcionando a su máxima capacidad.

¿A qué estás esperando? Da el salto a los sistemas distribuídos junto a Preteco.

Compartir en

¡Elige la ruta a la evolución!