BLOG

¿Qué son la escalabilidad horizontal y la escalabilidad vertical?

Tanto la escalabilidad horizontal como la escalabilidad vertical tienen sus propias ventajas y desventajas.

En pocas palabras, la escalabilidad vertical es cuando se actualizan y amplían los componentes de un único servidor, para que así pueda ser más potente y ejecutar mejor las aplicaciones.

En cambio, el escalamiento horizontal se produce cuando se instalan nuevos servidores que complementen al original, también con el objetivo de optimizar su trabajo y volver más eficiente el rendimiento.

Ambas corrientes son sumamente populares, por lo que es muy importante estar familiarizado con cada una de ellas. De esa forma, si la situación se presenta, vas a poder optar por la que más se ajuste a tus necesidades y posibilidades.

Escalabilidad vertical

Este tipo de escalabilidad es, con diferencia, el más sencillo de llevar a cabo.

La escalabilidad vertical requiere de un mínimo esfuerzo, puesto que los cambios en el hardware no tienen ningún tipo de repercusión en el software que en él se almacena. 

Generalmente, lo único que se hace es actualizar el equipo (denominado nodo) para volverlo más potente, aunque en algunos casos puede que se decida migrar todo hacia un nodo 100% nuevo.

Por todo esto, la escalabilidad vertical suele ser la preferida por las empresas cuando no se cuenta con un gran presupuesto y se necesitan soluciones rápidas.

Sin embargo, este tipo de escalabilidad acarrea consigo ciertas desventajas: 

En primer lugar, un  crecimiento basado en la actualización de hardware no es ilimitado.

El hardware, eventualmente, empezará a poner limitaciones que llevarán a una migración total hacia otro equipo más potente.

Por otro lado, al depender de un único nodo para la ejecución de las aplicaciones, es inevitable que, si este falla, la aplicación se vea obligada a detenerse hasta que se resuelva el problema.

Sumado a todo esto, adquirir hardware de última generación es sumamente costoso a largo plazo, por lo que la escalabilidad vertical podría ser rentable al principio, pero si las ganancias no la respaldan con el paso del tiempo, será necesario optar por otras alternativas.

Escalabilidad horizontal

La escalabilidad horizontal es más compleja y complicada, sí, pero también es muchísimo más potente.

Como ya se explicó previamente, este tipo de escalamiento consiste en disponer una serie de nodos complementarios al principal, con el objetivo de ayudarlo a trabajar más eficientemente, y funcionar como respaldo por si llega a fallar.

Esta red de nodos es conocida como un cluster, y el trabajo se divide de forma equitativa entre cada uno de sus componentes.

Si por alguna razón el cluster se empieza a quedar corto, teniendo problemas para procesar los flujos de demandas, la escalabilidad horizontal le permite a las empresas simplemente instalar más nodos para poder dar abasto.

Lo bueno de esto es que, a diferencia de lo que ocurre con el escalamiento vertical, en este caso el crecimiento es prácticamente infinito.

A su vez, ambas escalabilidades no son excluyentes: cada nodo puede, a la vez que conforma el cluster, ser escalado verticalmente de forma individual.

Sin embargo, la contra de este tipo de sistemas es que demandan grandes niveles de mantenimiento, son difíciles de configurar y, por si eso fuera poco, requieren de cambios en las aplicaciones para poder hacerlas funcionar correctamente en los clusters.

¿Cuál es la mejor manera de implementar estas escalabilidades en mi empresa?

Si tras leer todo esto te interesa la idea de implementar tanto la escalabilidad horizontal como la vertical en tu empresa, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros.

En Preteco contamos con largos años de experiencia diseñando, implementando y administrando arquitecturas IT en empresas de los más variados rubros y tamaños.

Nuestro equipo de profesionales está capacitado para brindar una atención personalizada y de la más alta calidad. De esta manera, cada empresa puede tener la certeza de que estas nuevas soluciones serán implementadas de manera rápida y segura.

¿A qué estás esperando? Ayudá a que tu empresa evolucione junto a Preteco.

Compartir en

¡Elige la ruta a la evolución!